Limay Medio Fly Shop

Lanzamiento

CONCEPTOS BÁSICOS DEL LANZAMIENTO

Lanzar y presentar una mosca seca implican la aplicación de las habilidades más finas de lanzamiento con una caña mosquera. Estas habilidades, más que de una potencia física, o de un buen equipo, dependen de una parte pequeña y a la vez importante del cuerpo: la muñeca – y de una adecuada observación y criterio-.

Una muñeca bien educada podrá ofrecer la posibilidad de trabajar a la perfección sectores de ríos que otros pescadores jamás mirarían como alternativas. En dos palabras que resumen lo que se quiere dominar para un lanzamiento exitoso: distancia y precisión. Distancia, evidentemente para alcanzar el lugar adecuado para depositar la mosca. Precisión para poder posar la imitación con delicadeza, en el punto de la corriente más adecuado.

Dinámica del lanzamiento.

Un concepto esencial de la física que se aplica en el lanzamiento de la mosca es que se le entrega energía a la caña (más bien al mango de ésta), la cuál la transmite a la línea. La línea se mueve según los vectores de fuerzas producidos por el efecto oscilatorio de la caña Si aplicamos correctamente la energía al mango de la caña, en el momento y con la intensidad adecuada, la punta de la caña dirigirá con la velocidad y dirección necesaria para que la línea avance por el aire, logrando depositar la mosca a la distancia y con la sutileza requeridas, y en el lugar preciso. Entonces … primera pregunta y respuesta. ¿Hacia dónde quiero que vaya la línea? … Hacia adelante. No hacia arriba ni hacia abajo. Derecho al frente.

(1) Controlando la Curva (Loop)

Para lograr que la línea avance en esa dirección, la punta de la caña debe moverse en línea recta. Para permitir que la energía con que la punta de la caña se desplaza paralela al suelo, hacia adelante y hacia atrás, sea transmitida eficientemente a la línea, se debe considerar lo que en la literatura anglosajona se conoce como el “loop”.

Un loop eficiente desde el punto de vista de la transmisión de energía es uno que se ve más bien aplastado, manteniendo ambos tramos de línea, antes y después de la curva paralelos entre ellos y al suelo. Si se abre mucho la curva, la energía se disipa en las secciones de la curva. Si se mantiene más cerrado, con la amplitud mínima manejable, se transmite de mejor manera la energía, permitiendo lograr mayores distancias con menor esfuerzo.


La amplitud del loop se controla en base al ángulo de oscilación de la caña hacia adelante y hacia atrás. Si miramos este movimiento de la caña desde una posición lateral, podemos visualizar un reloj, y la punta de la caña simulando el puntero de los minutos. El control del loop se logra manteniendo un ángulo relativamente cerrado. Si lo comparamos con el reloj, la caña debe oscilar hacia adelante hasta llegar a la posición de las 11 en el reloj, y hacia atrás hasta la 1. Tener este concepto en mente permite buscar un ángulo que permita mantener la amplitud adecuada del loop.

Educar la muñeca para este movimiento es la clave. No es un movimiento del brazo. La muñeca es la que con la práctica permitirá detener el movimiento hacia adelante en el punto preciso (las 11hrs) y hacia atrás en el punto de la 1.

(2) Encontrando el Ritmo.

El ángulo de oscilación es uno de los aspectos (el principal) que permite controlar el loop. Sin embargo, es vital aprender a esperar que la línea se estire al enviarla hacia adelante y hacia atrás, antes de iniciar el movimiento contrario. Cuando se logra sincronizar el ritmo de oscilación con el largo de línea que está en el aire, es posible mantener la línea en el aire el tiempo exacto y simultáneamente lograr que la transmisión de energía se realice completamente, mientras no se deja caer la línea. Esta sincronización permite obtener mayor precisión en los lanzamientos, ya que no se fuerza ninguno de los movimientos (ni hacia adelante ni hacia atrás).

No hay un ritmo puntual que pueda ser especificado en segundos. El tiempo entre el movimiento hacia adelante y hacia atrás con la caña depende de la cantidad de línea que se tiene en el aire. Siempre hay que esperar que se estire, por lo que el tiempo de espera será mayor mientras más cantidad de metros de línea haya que estirar.

(3) Depositando la Mosca.

Mientras menos sean los lanzamientos en falso, muchas veces necesarios para lograr distancia, menos posibilidad habrá de asustar a las truchas del sector trabajado. No sirve de nada lograr una serie de perfectos lanzamientos en falso para finalmente azotar la mosca contra el agua, en particular si se trata de una mosca seca. Una colocada precisa de una mosca seca involucra llegar al punto requerido, a la vez que la mosca se posa suavemente en el agua.

El lanzamiento final que depositará la mosca debe realizarse a la misma (o similar) altura que los anteriores. Usualmente será unos dos metros sobre el agua o un poco menos. Al lograr este lanzamiento final, en que la línea se estira completamente antes de tocar el agua, permitirá que la mosca llegue al final de su recorrido, y al no haber otro movimiento de la caña, caerá exactamente en la posición en que se detuvo en el aire.

Para apoyar este movimiento final, se debe acompañar la caída uniforme de la línea en la superficie del agua con la punta de la caña. No se trata de hacer este movimiento uno forzado, como queriendo empujar la línea hacia abajo. Simplemente se la deja estirarse con el movimiento final y mientras cae por efecto de la fuerza de gravedad, se sigue la línea con la punta de la caña.

En caso de tener que lidiar con distintas corrientes, se recomienda realizar ciertos movimientos específicos con la punta de la caña, para lograr que la línea se curve evitando que la corriente afecte la derivada del patrón de imitación. Estos movimientos con la punta de la caña deben seguir el concepto de caída vertical que la línea hace luego de estirarse y depositar la mosca suavemente en el agua.

No sirve de nada lograr dejar la mosca en el lugar preciso si las truchas se asustan con esa caída Finalmente, teniendo estos conceptos claros, la clave del éxito es la práctica. Mucha práctica. En el invierno, las plazas con suave césped son el lugar indicado. Si se intenta realizar la práctica en un río con pesca, la tentación de capturar un par de ejemplares interrumpirá el consistente entrenamiento de la muñeca para lograr el control del loop, la sincronización, y la presentación adecuada de la mosca. La recompensa puede ser el privilegio de tomar con delicadeza una hábil trucha que fue engañada con una presentación de mosca seca.

Antes de lanzar

Incluso antes de comenzar a lanzar se pueden cometer errores. La colocación del cuerpo y la posición de las piernas son fundamentales para una correcta ejecución del lance. La pierna izquierda debe adelantarla ligeramente si eres diestro, de forma que el cuerpo quede con un ligero giro hacia la derecha. La caña se sujeta firmemente de forma que no pueda moverse en el interior de la empuñadura y menos aún bailar. Caña, brazo y empuñadura, deben formar un solo bloque. Son varias las opciones que se nos presentan para empuñarla. Cualquiera de ellas es válida, siempre que cumpla las normas dadas y nos adaptemos con facilidad. Deben realizarse durante el lance algunas pruebas que incluyan la sujeción a diferentes alturas con ligeras variaciones en los puntos de contacto.

Errores en el lance básico

La espera

Creo que cualquier persona puede entender que si no tensa el arco, no lanza la flecha. La línea con su peso tensa o dobla (carga, *dicc2) la caña en la misma dirección que en la que se desplaza. Sin esta carga en la caña, el lance se produce con cierta dificultad cuando son pocos los metros de línea que están fuera del carrete, siendo totalmente imposible con varios metros fuera. Los tiempos de espera vienen dado por la cantidad de metros que se pretenden lanzar; a más metros, más espera. Pero esto es fácil de entender. Lo difícil es saber esperar y cuanto. Se aprende a esperar, cuando se comprende que una caña sin cargar produce lances con errores, y se sabe cuanto hay que esperar si miramos como la línea se desplaza hacía atrás. Solamente tendremos que girar un poco más el cuerpo para poder seguir su vuelo. Otra forma de calcular el tiempo de espera es observando su desplazamiento hacia adelante ya que usamos la misma cantidad de línea.

La falta de espera es uno de los movimiento que produce errores incontrolados y muy variados.

Primera carga y aceleración

El defecto más común se produce al principio del movimiento mientras la caña se carga, suele realizarse con demasiada rapidez. Se trata de un movimiento que comienza de forma lenta (aunque sufra una aceleración posterior) y que hace que la línea se ponga en marcha sin producir alteraciones en el agua. Sucede con frecuencia que la carga puede quedarse corta o producirse con demasiada extensión. La medida perfecta nos la dará la unión de la línea y el bajo en el momento que salen del agua. Será la señal para iniciar la segunda parte del movimiento: la aceleración.

El movimiento de carga (1-2) pone en tensión la línea y da comienzo al desplazamiento del aparejo. Cuando vea salir el bajo y su unión del aguacomience la aceleracíon.

Movimiento del codo

Muchos lanzadores parecen tener soldadas algunas articulaciones del brazo moviéndolo al unísono o usando solamente el antebrazo. Este defecto reduce el movimiento (arco de lance) y evita una perfecta aplicación de fuerzas. El codo asciende y desciende(sin exageraciones) durante el lance ampliando el arco que realiza caña.

Suba y baje ligeramente el codo paralelo a su cuerpo, al menos, en lanzamientos verticales.

Dirección del lance

El defecto anterior es además el culpable de que los lances se realicen con un trazado curvo trasero. El pescador mueve el brazo trazando una curva ascendente hacia la derecha que envía la línea atrás y en una dirección de curva que va hacia la izquierda. El brazo y el antebrazo deben moverse paralelos al cuerpo, de forma que la línea se desplace en una sola dirección que sea paralela al eje perpendicular del cuerpo.

La línea debe desplazarse en línea recta. Dirección del lance perfecto(a).Dirección erronea (b)

El lance rodado

El mayor error que se produce en este lance es su falta de práctica. El primer movimiento o movimiento de colocación de la línea es crucial para obtener óptimos resultados. La línea debe colarse formando una gran D, donde la línea recta de la letra es la caña ligeramente levantada. El golpe de lance , se realiza de frente o sobre la dirección del brazo que sujeta la línea, nunca hacia el lado desde donde se lanza, pues la línea se cruza. A diferencia del lance básico, el rodado solamente tiene un movimiento, el lance el delantero.

El movimiento es exactamente igual al del lance básico, con la diferencia de que la línea parte desde una posición inerte. Aplique los mismos principios: carga, aceleración y una parada en seco al frente, más o menos a los cuarenta y cinco grados.

Rebote

El rebote es un defecto que se produce cuando se trata de lanzar cierta cantidad de línea. Después del golpe de lance trasero, y en lo que dura la parada o espera, el brazo lanzador se mueve hacia adelante perdiendo ángulo de lance. Para su corrección necesitara repetir varias veces los lances sin demasiada fuerza, para que más tarde un compañero le sujete ligeramente el brazo en la posición de espera. Se trata en realidad de que su brazo y el de su compañero no se separen en la espera.

La correcta posición de la caña (a) sufre un desplazamiento hacia (b).El rebote da una perdida en el ángulo de lance(c) .Compare el ángulo de lanzamiento de a’ con b’

Nudos de viento

He querido dejar este error para el final dado la dificultad que encierra su detección, pues es a mi forma de ver un defecto que se encuentra latente durante toda la vida del pescador.

Reciben este nombre los cruces que la línea produce sobre si misma en su desplazamiento y que muchas veces se produce sin causa aparente.

Vista de un lance cóncavo.

La principal causa son los lances cóncavos producidos por golpes de lance inmediatos, sin carga previa. El pescador comienza el movimiento con un golpe seco y demasiado corto. Algunos cambios de caña, producen estos bucles dado que la aplicación de la fuerza puede dirigirse hacia el puntero de forma que este se curve formando un lance con ángulo cóncavo.

Si no se realiza la carga en el espacio a-b y se impulsa la caña con un fuerte golpe se producen nudos.En caso de un rebote donde se impulsa la caña despues del perder el espacio (1),se produce rebote A-b Espacio de carga, 2-3 Golpe de lance.

Otros errores

Existe otro error muy extendido al que denomino “acto reflejo “. Se trata del mal uso dado a la muñeca. El uso de la muñeca ha sido durante algún tiempo un tema de discordia, pero está claramente demostrado que es necesario y, que como cualquier otro, debe realizarse bajo estrictas reglas. El movimiento es en realidad la respuesta de nuestros músculos a una determinada acción. El pescador está ligado con algún método de lance, y en todo lance, la muñeca se usa en un determinado momento que es el que recuerdan nuestros músculos cuando intentamos un lance de mosca. Si no reeducamos el músculo (movimiento) la muñeca responderá de por vida de la misma forma. Este movimiento, provoca entre otras cosas, el lanzamiento de la línea hacia atrás y hacia abajo, bucles muy anchos y un largo etc de defectos típicos de un movimiento descontrolado.

Clásica dirección de la línea con un golpe de muñeca incontrolado

Algo similar sucede en casos como la inclinación del cuerpo, que muchos pescadores realizan para posar. Se trata una fea costumbre que solamente hace que al final de la jornada nos duelan los riñones.

FUENTE: FLY FISHING ARGENTINA.COM

2 comentarios en “Lanzamiento

    1. Fernando O. Riera Autor del artículo

      La traducción al español de “Casting” es casteo. En cuanto a “Spinning” no es exacta, pero se podría decir que se refiere a los giros que hace el reel. Saludos, Fernando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *